QUÉ PUEDE HACER POR NOSOTROS LA TERPIA OCUPACIONAL
4 abril, 2018
SISTEMA PROPIOCEPTIVO
4 abril, 2018
Show all

DIFERENCIA ENTRE ESTIMULACIÓN SENSORIAL E INTEGRACIÓN SENSORIAL

En el blog de hoy vamos a continuar aclarando términos, y hoy os quiero hablar de la diferencia entre la Estimulación Sensorial y la Integración Sensorial, ya que en ocasiones se usan de manera indistinta, y hay que saber diferenciarlos para poder hacer un buen uso de cada uno de ellos.

Comenzaremos explicando que es la Estimulación Sensorial: La Estimulación Sensorial es la estimulación de los receptores sensoriales, y ésta puede ser:

  1. unisensorial, cuando utilizamos únicamente una experiencia sensorial para activar estos receptores. Ejemplo: si utilizamos la música para estimular el sistema auditivo, procurando aislar o minimizar el resto de los sentidos.
  2. Multisensorial, cuando queremos estimular varios sentidos a la vez. Ejemplo: estamos realizando una actividad dinámica como es un columpio, saltar… y de manera simultánea hay música puesta y gran carga de luces.

La Estimulación Sensorial favorece la maduración del Sistema Nervioso, y su uso recomendado es en aquellos niños dónde no hay ningún Trastorno del Procesamiento Sensorial (del que hablaremos a continuación), de tal manera que contribuiremos a un mayor desarrollo y a una correcta maduración de dicho Sistema Nervioso.

La Integración Sensorial, en cambio, es un proceso neurobiológico que hace posible una organización de las sensaciones del propio cuerpo y del medio, facilitando así una respuesta acorde.

El Sistema Nervioso recibe, procesa e interpreta sensaciones, y este procesamiento es tan complejo que se compone de cuatro pasos:

  • Entrada de la información sensorial al Sistema Nervioso
  • Modulación de dicha información, donde se filtra la información que nos interesa
  • Discriminación de los diferentes estímulos para organizarlos, como si de unos cajones se tratase
  • Respuesta

Cuando todos los anteriores pasos se han realizado con éxito, se dará una respuesta adaptada a las demandas del entorno.

Cuando por el contrario hay algún problema en alguno de estos pasos del procesamiento de la información sensorial, hablamos de que hay un Trastorno en el Procesamiento Sensorial, y esto se traduce, como adelanté en el anterior blog, en niños que sienten reacciones exageradas al tacto (etiquetas que pican muchísimo por pequeñas que sean), sensaciones aumentadas o disminuidas al movimiento (no se marean nunca, o por el contrario se ponen nerviosos tan sólo levantando los pies del suelo), etc.

Es por esto que quería que quedara bien clara la diferencia entre la Estimulación Sensorial y la Integración Sensorial, ya que, si tenemos un niño que tiene un Trastorno en el Procesamiento Sensorial y lo exponemos a estímulos sensoriales sin control, en vez de beneficiarle, estaríamos consiguiendo todo lo contrario.

Este es un tema de gran complejidad que iremos desgranando poco a poco en próximos blogs.

María Bueno Aguilera

Terapeuta Ocupacional

Directora de Volar Sin Alas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *